“Si Europa se ha desarrollado ha sido gracias a las riquezas de África”

0

“Debes conocer a un gran luchador, es una personalidad en su país” – me dijo el trabajador francés de origen norteafricano que me lo presentó. Era rigurosamente cierto. Durante muchos años Mamadou Mansaré ha encarnado la voz del movimiento obrero guineano en la Confederación Nacional de Trabajadores de Guinea (CNTG). Nos encontramos en una parada obligatoria del sindicalismo francés : una mansión en plena naturaleza entregada a los ocupantes nazis para ser utilizada como burdel, y que los primeros resistentes que entraron a París con sus fusiles arrebataron a sus antiguos proprietarios, para acto seguido reconvertirla en un centro de formación para la lucha de clases.

Porque el internacionalismo son actos y no palabras, Mansaré estaba siendo hospedado gratuitamente por la CGT, “el sindicato cuyos compañeros estuvieron a mi lado en mi país, bajo las balas”. Estaba siguiendo un tratamiento médico. Su grata voz no dejaba adivinar esa larga trayectoria en primera línea de batalla. A pesar de su frágil estado de salud, acordamos una entrevista que finalmente duró más de dos horas. Transcurrieron sin apenas darnos cuenta.

Mansaré había vuelto hace poco a Guinea. Y hace solo unos días nos dejó, el 6 de octubre. Tenía 64 años y luchó hasta el último instante a favor de los humildes de ese continente saqueado. Su regreso es un mensaje para las nuevas generaciones : una vida entera dedicada al combate social vale la pena de ser vivida. Chapeau bas, monsieur !

Les dejamos con esta entrevista publicada a modo de homenaje. En ella, Mansaré rompe en mil pedazos el relato de la historia nacional basada en la obra de unos pocos individuos, restituye la verdadera historia de las Independencias africanas y señala sin tapujos a los responsables de este mortífero engranaje capitalista.

Por ALEX ANFRUNS @AlexAnfruns


¿Cómo se produjo la independencia de Guinea?

Guinea obtuvo su independencia el 2 de octubre de 1958. Fue el primer país del imperio colonial francés en decir “No” y en obtener la independencia en un referéndum. Aquel “No” del 28 de septiembre fue percibido por De Gaulle y todo Occidente como un desaire. Mi país tuvo que pagar un alto precio por haber tomado esa opción, por haber dicho que “preferimos la libertad en la pobreza a la opulencia en la esclavitud”.

¿Qué importancia tiene Guinea en la región?

Guinea es el tercer productor más grande de bauxita después de Australia, pero es la reserva más grande del mundo. Y ademas son reservas de calidad. Tenemos el mejor hierro, con depósitos extraordinarios. Tenemos uranio, oro, diamantes, grandes extensiones de tierra cultivable, nuestras aguas son de abundante pesca…Se dice que Guinea es la “Torre del Agua” de África, porque todos los grandes ríos de África Occidental tienen su origen en Guinea. Tenemos el río Senegal, el río Níger y el río Gambia, que nacen en Guinea. Es como si hablásemos de la importancia del Nilo para Egipto.

Guinea estaba en el buen camino hacia el desarrollo. ¿Qué pasó entonces?

Lo que pasó es que Francia retiró a todos sus profesores, destruyó toda la documentación de la administración colonial, incluidas nuestras partidas de nacimiento que fueron quemadas. No nos dejaron nada. Quienes vinieron a sustituirlos para enseñarnos en Guinea fueron profesores rusos, búlgaros, haitianos y de Dahomey -en aquel entonces ya llamados benineses-. Así que yo fui educado por profesores rusos a lo largo de mi ciclo, hasta que me gradué de la universidad. Nuestro primer presidente, Sékou Touré venía del sindicato que hizo independiente al país. También fue un profundo panafricanista.

En aquel contexto de “ola de Independencias”, ¿qué relaciones hubo entre los diferentes movimientos de liberación en África Occidental?

La empresa en la que yo trabajaba, la SBK (Société de Bauxite de Kindia), fue creada especialmente para reembolsar a los rusos las armas que los rusos y otros países del bloque soviético nos enviaban para destinarlas a los distintos movimientos de liberación nacional.

Nuestra primera contribución fue para el FLN en Argelia. Las armas que llegaban a Guinea pasaban por Bamako y luego por el desierto para finalmente entregarlas a Boumédienne.

Luego hubo el movimiento de liberación de los países de habla portuguesa, con Guinea Bissau muy cerca nuestro. Fueron nuestras propias tropas las que lucharon allí.

¿Qué tipo de cooperación hubo?

Fue Guinea la que proporcionó la ayuda a Guinea Bissau. Las armas fueron compradas al bloque soviético, desembarcadas en el puerto de Conakry, y luego transportadas por carretera. El PAIGC, que había sido formado por Amilcar Cabral, tenía su sede en Guinea. Los combatientes del PAIGC fueron entrenados en Guinea por el ejército guineano y profesores cubanos, porque en los años sesenta existía una cooperación militar y sanitaria entre Guinea y Cuba. La primera intervención combinada de ambos fue en el Congo, donde se encontraban tropas guineanas y cubanas. El Che Guevara había ido al Congo para ayudar al movimiento lumumbista en abril de 1965. Pero era demasiado tarde. Aquel fracaso explica todavía hoy la actual desestabilización del Congo.

Los combatientes del PAIGC no sólo se entrenaban en Conakry, sino que también se les daba alojamiento. Amílcar Cabral, Nino Vieira y todo el Estado Mayor estaban allí. Y nuestras tropas también se disfrazaban de combatientes del PAIGC para luchar a su lado.

En aquel desigual equilibrio de poder con las potencias coloniales, la unidad panafricana era necesaria…

Sí, los portugueses atacaron primero a Guinea y luego asesinaron a Cabral el 20 de enero de 1973. El 22 de noviembre de 1970 llegaron unos barcos a Guinea que desembarcaron a mercenarios para dar un golpe de estado, pero fracasó. Todo el pueblo participó en su derrota porque todo el mundo estaba obligado a tener una formación de miliciano. Al graduarse de la universidad, todos habíamos cumplido un año de entrenamiento militar. Nos uníamos a la empresa, pero en caso de que se nos necesitara, si se declaraba una guerra teníamos que estar preparados.

Afortunadamente, la guerra nunca ocurrió. Hubo ataques, como la incursión de mercenarios de Sierra Leona que vinieron a atacarnos en el año 2000. Pero sólo nos llevó un mes, ¡los echamos!

Luego tuvimos Angola. El primer presidente angoleño fue Agustinho Neto. Era muy popular, hizo su entrenamiento militar en Guinea. Las armas también se transportaron de la misma manera de Guinea a Angola.

¿Cómo se explica esta importante acogida a los líderes panafricanos en Guinea?

Recordemos el golpe de Estado contra el Presidente de Ghana, Kwame Nkrumah. Cuando se produjo aquel golpe, en Guinea le dimos la bienvenida a Nkrumah. Incluso fue designado ¡copresidente de Guinea! Desde la Independencia, Guinea ha sido un país que realmente ha deseado esta unidad. Primero empezamos reuniendo a Guinea, Malí y Ghana. Pero no funcionó en Malí, debido al golpe contra Modibo Keita. Luego la unidad también se vio impedida por la destitución de Nkrumah. De hecho, Guinea es el único de los tres países que pudo asumir la tarea panafricana.

El líder sudafricano del Congreso Nacional Africano (ANC) Thabo Mbeki, así como el Presidente Nelson Mandela, completaron su formación en nuestro país. ¡El primer pasaporte de Mandela fue guineano! Fue gracias a sus pasaportes diplomáticos guineanos como todos estos líderes que mencioné pudieron viajar, ya fuese desde Angola, Zambia, Zimbabwe como Robert Mugabe o Mozambique como su primer presidente Samora Machel de 1975 a 1986. Machel llevó a su país a la independencia tras una guerra de liberación contra los portugueses. Después de su muerte, su esposa Graça Machel se convirtió en la Primera Dama de Sudáfrica en la segunda boda con Nelson Mandela en 1998.

Todos estos países recibieron ayuda del Gobierno guineano a través de las empresas mineras de bauxita. Enviábamos nuestra bauxita a través de barcos rusos a Ucrania. Había una fábrica que fue construida especialmente para nuestra bauxita. La empresa Nikolaev fue la base sobre la que se fundó el grupo Russal de hoy. Es un gran grupo minero, pero durante el período del imperio soviético, Nikolaev pertenecía al Estado. Nikolaev fue construida especialmente para transformar la bauxita en alúmina y pagar la deuda al bloque soviético: las armas, los maestros, los médicos que nos enviaron, así como la infraestructura que estábamos construyendo.

Aquellos esfuerzos de unidad panafricana fueron sometidos a una contención por parte de las potencias coloniales. Es difícil imaginar que Guinea, el corazón de la resistencia, pudiera salvarse de la tormenta. ¿Cómo procedieron?

Como decía, Guinea ha hecho una contribución significativa a la liberación de los demás países de África Occidental. Por eso ha sido víctima de muchos golpes de Estado. En algunos escritos, podemos leer que Sékou Touré fue un dictador, un hombre sanguinario, que mató a éste y a aquel… Como siempre, es muy fácil distorsionar la realidad por quien tiene el poder de la comunicación.

Veamos cómo era la “Françafrique” bajo De Gaulle, con los negocios de la red Foccart. Ellos mismos han reconocido todos los golpes de Estado que organizaron en Guinea. Admitieron estar detrás de tantos intentos de golpe…pero no lo lograron. Nunca. Hasta la muerte natural del Presidente Sékou Touré, ningún golpe de Estado tuvo éxito… ¡porque su pueblo estaba con él!

¿Cómo se implicó en el sindicato?

En aquella época todo el mundo estaba organizado. Cuando un joven terminaba sus estudios, no tenía que buscarle tres pies al gato, sino que sencillamente empezaba a trabajar. Automáticamente y cualquiera que fuera su nivel. Se podía escoger entre tres empresas. Cuando me gradué de la universidad elegí SBK. Me dije: “Bueno, si esta empresa está pagando nuestra deuda, prefiero trabajar allí en vez de en CBG, que está al servicio de los imperialistas americanos de Alcan (Alcoa y Río Tinto)”. Tomé mi propia decisión.

El sindicato desempeñó un papel muy importante, al menos para mí, en la sensibilización de la población del África negra. Fue el primero en empezar a explicar las injusticias que estábamos sufriendo. ¡Occidente nunca ha reconocido el genocidio negro! Uno apenas puede imaginar lo que es el tráfico triangular entre África y Europa. Sólo América, la “trata de esclavos”, representa a más de 200 millones de muertos. En Nantes hay un memorial con todos los nombres de los capitanes de los barcos que participaron en aquel “comercio de esclavos”. Se solía meter a los negros en barcos en África..Y a partir de allí, eran repartidos y vendidos como animales salvajes. Se separaban las mujeres…

Sólo con ese sistema, 200 millones de personas murieron. ¿No es eso un genocidio? ¡Y eso sin hablar de los negros que murieron en América! ¡Sin mencionar a los que murieron en las redadas! ¿Y cuántos africanos murieron sólo por la cosecha del caucho, por las empresas Michelin…? ¿Acaso la colonización no es un genocidio?

Si Europa se ha desarrollado, es gracias a las riquezas de África. Hoy se nos dice que somos inmigrantes. Los colonialistas vinieron y nos impusieron su ley. Se han llevado la riqueza de nuestro continente. Para ellos no hace falta visado, ¡nos siguen saqueando!

Dice que también estaban presentes empresas de países imperialistas para explotar los recursos de Guinea. ¿Puede profundizar en eso?

Sí, en la época de Sékou Touré existía la CBG, la Compagnie de Bauxite de Guinée, de la que el 45% pertenecía al Estado guineano y el 55% al grupo Alcan. Estaba Pechiney, un grupo francés que estaba en Fria. Es la primera planta de alúmina en África, construida por los franceses. Después de la muerte de Sékou Touré, en la época de Lassana Conté, la vendieron a los estadounidenses. Hoy en día, esa fábrica pertenece al grupo Russal.

Comparemos el precio de la bauxita, por ejemplo, con el precio del aluminio, que es el elemento final de la bauxita…Es con el aluminio que hacemos latas, frascos, etc. Pues cuando se compara el precio de una tonelada de aluminio y una tonelada de bauxita, ¡es la diferencia entre un riachuelo y un océano! Lo máximo que le van a dar es quizás 28 o 30$ por una tonelada de bauxita. Mientras que el aluminio llega hasta 2.000 o 3.000$ por tonelada.

En los años sesenta, algunos grupos de países del Sur se unieron para defender sus derechos económicos, su soberanía en lo relativo al precio de las materias primas…

Sí, el caso de la bauxita en Guinea es un ejemplo de ello. En la época de la Primera República era un guineano quien ocupaba ese cargo. Pero todo se detuvo tras la muerte del Presidente. Querían seguir el ejemplo de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), hacer lo mismo para regular el precio de la bauxita. Pero las multinacionales mineras son muy poderosas y no fue posible. Hoy en día, esas multinacionales son Alcan (Alcoa y Rio Tinto), Vale, Russal, los chinos…Vienen y toman el control de las concesiones. No hay diferencia entre ellas, sino que se copian unas a otras.

¿Cómo funciona eso de las concesiones?

Para atraer a las multinacionales a su país, un país se ve obligado a hacer muchas concesiones. Por ejemplo, pongamos que un país ofrece una concesión de 20 mil dólares y la multinacional le contesta “es demasiado, no puedo pagar más de 10 mil”. Entonces el gobierno dice: “¿Quieres que te exima de los impuestos portuarios durante diez años? No pagarás impuestos sobre la renta. Tus expatriados no contribuirán a la seguridad social”… Bueno, pues eso ¡son muchos impuestos! Mientras tanto la multinacional utiliza las vías de comunicación, los ríos, ¡contamina con sus diversos productos! Las personas y las comunidades se ven privadas de las tierras que ocuparon desde sus antepasados. Y como compensación, no se les da ninguna otra herramienta de trabajo.

Pongamos que dos países tienen el mismo mineral, por ejemplo. Pues bien, un país considera que debe dar todas esas facilidades para atraer a una multinacional, porque al país vecino también le gustaría que viniera. Todo el mundo quiere que venga. De modo que la multinacional decide según quién tiene el mejor mineral y las mejores ventajas que le ofrecen. Así que ¡África está luchando contra sí misma!

¿Cómo se puede escapar de este círculo vicioso?

El informe del ex presidente sudafricano Thabo Mbeki sobre los flujos financieros ilícitos muestra que las exenciones que los países concedieron a las empresas mineras multinacionales en concepto de los diversos impuestos superaron en 10 veces la ayuda bilateral proporcionada por los países occidentales.

En lugar de proporcionarnos esta “ayuda”, nuestros distintos países podrían acordar un único código minero idéntico, imponiendo los mismos requisitos a las multinacionales. En tal caso, dejaría de haber competencia entre los países africanos.

Hoy en día países como Estados Unidos o Francia están muy presentes en África. Por ejemplo, con programas de cooperación en la “lucha contra la corrupción”. ¿Son esos sus verdaderos objetivos?

¡Menos mal que el ridículo no mata!. En lugar de enviar a ONG’s… ¡que nos ayuden a recuperar nuestros fondos a través de los paraísos fiscales mineros! Nueva Jersey es un paraíso fiscal minero. Toronto, en Canadá, ¡es un centro neurálgico! Las bolsas de Inglaterra y Singapur ¡también son centros de operaciones!

En Europa han sacado todo un arsenal para luchar contra estos paraísos fiscales desde el punto de vista financiero. Pero nunca se habla de los paraísos fiscales mineros. ¿Qué están haciendo las compañías mineras? Todas están recuperando su dinero en los lugares que acabo de mencionar. Hasta las empresas chinas están cotizando en Nueva Jersey. Todo lo que roban, lo llevan allí para lavarlo, para que sea dinero limpio. ¡Ni siquiera sabemos qué cantidad de tonelaje real de los minerales se extraen en nuestros países!

Si miras el mapa de Guinea, puedes localizar Boké, al lado del puerto y de Guinea Bissau. La frontera cerca de Boké era precisamente donde se localizaron los principales lugares de batalla durante la lucha contra el ejército portugués… Toda esa zona de Boké es muy rica en bauxita. Pues hoy en día, hay más de cincuenta multinacionales de todas las nacionalidades en esa pequeña zona de Boké-Boffa. Ya sean multinacionales chinas, australianas, rusas, americanas… ¡todo el mundo corre a ese lugar! ¡Imagina la presión que existe en mi país! Y si uno observa la población, ¡es muy pobre! Así que cuando oigo hablar de ONG’s… ¿Por qué no investigan a dónde van las riquezas?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre