Mar de Leva – Tres fuerzas poderosas y otros elementos

0

(Por Farruco Sesto)

Algunos amigos leales de otros países, de los que uno se encuentra en el camino de la vida, de buena fe se admiran de que la República Bolivariana de Venezuela sepa resistir tanto odio, tanto asedio, tanta difamación. Me preguntan dónde está el secreto. Puesto que los milagros no existen, ¿cuál es la fórmula para tan formidable resistencia?

Les digo a los amigos, pero también a los enemigos para que lo anoten, lo que nosotros ya sabemos: la imbatibilidad de nuestra revolución es el resultado de la combinación de tres poderosas fuerzas orgánicas que se entrelazan entre sí. Ellas son:

El núcleo duro del chavismo popular en sus distintas formas de organización (entre las que destaca particularmente el PSUV), que suman unos cuantos millones de compatriotas irreductibles).

La dirigencia revolucionaria leal y consecuente (tal como lo demuestra cada día) tanto en funciones de gobierno como de partido, con una experiencia acumulada de ya unos cuantos años, en un proceso de afinación constante.

Y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, con su conciencia plenamente asumida de ser el pueblo en armas, con todo lo que ello significa, leales siempre, traidores nunca.Además, hay un cauce estratégico por donde esas tres fuerzas avanzan en la creación del socialismo.

Y luego está el universo intangible de ideas y valores que alimenta nuestra moral de combate.El gran cauce estratégico donde esas tres fuerzas interactúan y avanzan en función del proyecto emancipador, no es otro sino la unidad cívico-militar.

Entre las ideas y valores me gusta destacar la fuerza de la memoria histórica que es cultura arraigada en nuestro pueblo, la fuerza del amor en batalla por nuestra propia emancipación y por la causa humana, y la responsabilidad asumida por nuestra generación de darle forma a la construcción de un futuro mejor, de plena humanidad, para nuestra patria.Y por encima de todo ello, para completar la brillantez del escenario, dos luminarias universales que nos alientan y conducen. Nada menos que Simón Bolívar y Hugo Chávez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre