Mar de Leva – No te vistas que no vas

0

(Por Farruco Sesto)

Amigo de la izquierda que no apoyas a nuestra Venezuela Bolivariana. Ni la defiendes contra la injerencia extranjera, negándole tu comprensión. Te tengo una noticia contundente: no eres de izquierda. No, no lo eres, bajo ningún aspecto. Deja de considerarte como tal.

Tal vez pienses, por cierto, que eso no significa nada, porque el concepto izquierda perdió significado en el complejo mundo contemporáneo. Podría acompañarte en esa consideración. Quizás. Sería cuestión de discutirlo. Pero entonces te tengo otra noticia: si no estás con la Venezuela de la dignidad tampoco eres una persona de bien en términos políticos. No, no lo eres. La causa de la humanidad no es tu causa.  El viejo sueño milenario de la emancipación humana no va contigo. La lucha contra toda forma de opresión, explotación, saqueo y exclusión, no es tu lucha. El tema de los derechos humanos no es tu tema. Y el asunto de la libertad, la de los iguales, la verdadera, la profunda, la de cada persona y cada comunidad, no es tu asunto.

Por la misma razón no nos vuelvas a hablar de democracia. Y mucho menos de fraternidad. Pues son ideas que te quedan grandes. El que ama a su patria ama todas las patrias. No nos vuelvas a hablar de nacionalismo, con argumentos progresistas, ni, mucho menos todavía, de internacionalismo. 
No eres de izquierda, así, sencillamente.Retira la palabra pueblo de tu vocabulario, porque no te concierne.Retira la palabra solidaridad.No digas paz, tú que en el tiempo preciso de las complicidades, vuelves el rostro hacia otra parte.Ni digas verdad, tú que navegas en la corriente mediática de las posverdades. No proclames honestidad intelectual, ni independencia crítica, tú que las alquilaste a las corporaciones.No eres de izquierda, definitivamente. Así de simple.

Y hay una cosa más, que debo decirte. Te crees una persona de este tiempo. No lo eres. Los prejuicios que guían tus juicios tienen el rancio y antiguo olor del capital. Desengáñate. O mejor, quítate la careta. Y sin por casualidad perteneces al universo académico, donde quiera que sea, quítatela delante de tus alumnos. Ellos tienen derecho a percibirte como lo que eres: una moneda falsa en el mercado de los intereses en juego.

No te vistas, amigo, que no vas. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre