Gobierno venezolano frustró atentado terrorista contra refinería «El Palito»

1
El Ministro del poder Popular para el Petróleo, Tareck El Aissami, inspecciona material incautado. (Foto: Mippci)

El pasado viernes, el Ministro del Poder Popular para el Petróleo en Venezuela, Tareck El Aissami, anunció la captura de dos ciudadanos que pretendían ejecutar una acción terrorista con poderosos explosivos. El objetivo: la refinería «El Palito», ubicada en Puerto Cabello, estado Carabobo, centro norte del país.

El Aissami denunció que el atentado fue organizado en Colombia por desertores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana “que gozan de protección por parte del gobierno de Iván Duque, quien autorizó directamente este atentado frustrado”.

Los detenidos quedaron identificados como Francisco Javier Pacheco Pérez y César Antonio Guevara Díaz. Fueron capturados en el poblado de Morón, a escasos 10 Kilómetros de la refinería. El ministro informó que confesaron haber recibido entrenamiento en Colombia.

Sobre lo incautado

El material incautado incluye emulsión encartuchada Senatel de 40×400 (conocida como mortadela), detonadores MS y LP (velita), 27 kilos booster de pentolita y gran cantidad de cordón detonante.

En una nota del 2019, Vilma Pinzón Fajardo, directora del programa de química farmacéutica de la Universidad El Bosque de Bogotá, explicó que la pentolita es un explosivo que está compuesto de otros dos, el tetranitrato de pentaeritritol, también conocido como PETN y trinitrotolueno o TNT.

Pinzón agregó que “la pentolita tiene una velocidad de detonación de unos 7.450 metros por segundo. Eso quiere decir que la onda explosiva puede recorrer 7 kilómetros en un segundo, razón por la que su poder de destrucción es muy alto”.

El artículo, aparecido luego de un atentado terrorista en Bogotá donde utilizaron los mismos explosivos, aclara que estos son controlados en Colombia por Indumil, empresa del Estado responsable de la fabricación de armas, municiones y explosivos. “Si no se tiene autorización no es posible conseguir este tipo de químicos” destaca.

La Marca

Orica es la marca visible en los explosivos incautados. Se trata de una transnacional australiana, con presencia en más de 50 países, cuyo Director General es Alberto Calderón, un ejecutivo colombiano que entre 2002 y 2006 trabajó en Cerrejón Coal Company, mina de carbón ubicada en el departamento de La Guajira, que tiene frontera con Venezuela.

Ubicación de la mina Cerrejón, en las cercanías de la frontera con Venezuela.

Calderón, quien también trabajó para ECOPETROL entre 1999 y 2002, anunció en octubre de 2018 la instalación de una planta de explosivos Orica en Colombia. Estos datos, vinculados a la confesión de los detenidos refuerzan la hipótesis oficial de que este atentado haya sido organizado con anuencia del Estado colombiano.

Explosivos de alta potencia con la marca Orica fueron incautados en la operación (Foto: Ministerio del Poder Popular para la Energía y Petróleo)

1 Comentario

  1. Es muy Buen Trabajo de Investigación sobre este Atentado Frustrado que nuevamente Proviene del NARCOGOBIERNO Y NARCOPARAMILITAR Ivan Duque

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre