Bloqueo de EEUU: peligra la vida de cinco niñas y niños venezolanos en Argentina
Las sanciones son un crimen. En 2019 cobraron la vida de cuatro niñas y niños que serían trasplantados en Italia, como consecuencia del bloqueo de recursos que PDVSA destinaba a financiar tratamientos médicos de alta complejidad. En Argentina, son cinco los casos en riesgo.

Los esfuerzos del Departamento de Estado Norteamericano no sólo están puestos en apretar cada vez más la tenaza que asfixia la economía venezolana. Gran parte de los recursos se emplean en justificar las medidas coercitivas unilaterales, impuestas al Estado venezolano con el objetivo –declarado sin prurito– de derrocar al presidente Nicolás Maduro Moros y, con él, al proyecto socialista bolivariano.

Discursivamente imponen en la agenda mediática una versión según la cual el bloqueo económico/financiero contra Venezuela, sólo afecta las cuentas particulares de funcionarios del gobierno en el exterior. Nada más lejos de la realidad. En el territorio, la asfixia es patente en el pueblo venezolano, que cada vez tiene más dificultades para solventar sus necesidades materiales básicas, como consecuencia de estas medidas.

En suelo venezolano, el bloqueo y la guerra multidimensional tienen su correlato en las dificultades para el suministro de servicios públicos como agua potable, energía eléctrica, gas, telecomunicaciones, transporte, acceso a la salud y a la alimentación. Pero fuera del territorio, el pueblo venezolano no queda exento de las sanciones.

Daños colaterales

El caso que nos ocupa en esta nota es el de cinco niñas y niños de Venezuela que se encuentran recibiendo tratamientos médicos de alta complejidad en el Hospital Italiano de Buenos Aires, gracias a un subsidio otorgado por la Fundación Simón Bolívar, dependiente de la empresa CITGO, filial de la estatal Petróleos de Venezuela, PDVSA, ubicada en Houston, Texas (EEUU).

Al autoproclamarse el diputado Juan Guaidó como “presidente” de Venezuela el 23 de enero de 2019, esta empresa fue confiscada por el gobierno estadounidense y usurpadas sus funciones, incluyendo las autoridades de la #FundaciónSimónBolívar.

Esta Fundación anunció a las familias beneficiarias la suspensión del convenio con el Hospital Italiano para este mes de octubre. La información la obtuvimos de una fuente -que prefiere no identificarse por temor a represalias de la Fundación- cercana a familiares de los niños y niñas que han recibido este subsidio, a través de convenios firmados por el Gobierno Bolivariano con este centro de salud desde hace 10 años. A continuación reproducimos parte de la conversación:

-¿En qué estatus está el convenio en este momento?

Esta es una lucha que viene desde 2019, desde que se registró uno de los bloqueos más fuertes que ha tenido el Estado venezolano, cuando el señor Juan Guaidó se instaló como presidente interino. Desde entonces el gobierno de Estados Unidos bloqueó todas las cuentas, bloqueó CITGO y, en ese momento, tuvimos un fuerte golpe las familias de estos niños que están aquí, los que están en Italia y en Brasil. Hubo interrupciones en sus convenios médicos porque no podía la Fundación bajar los fondos. Aquí, gracias Dios, el hospital y los doctores siempre nos apoyaron en los momentos duros que vivimos y bueno, aquí seguimos luchando.

Aunque la Fundación Simón Bolívar sigue en convenio con el Hospital Italiano, desde entonces ha tenido interrupciones. Primero dieron un lapso de tres meses y debido a la lucha constante, con apoyo de la Embajada, Fundalatin, las Madres de Plaza de Mayo, el padre Numa (Molina) y un conjunto de actores políticos, nos ayudaron y alzamos la voz para que todos estos casos fueran vistos, fueran reconocidos ante el mundo. Estuvimos también ante la Organización de las Naciones Unidas gracias a Fundalatin y los casos fueron elevados a Michell Bachelet cuando estuvo en Venezuela, ella sabe de estos casos, que también fueron expuestos por videoconferencia en la cumbre que hubo en Ginebra por los Derechos Humanos. Debido a toda esta lucha que hemos tenido, la Fundación, que desde ese momento la maneja el equipo de Guaidó, se ha visto en la obligación de continuar los convenios médicos que hay en Argentina.

En 2019 la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet en visita a la sede de Fundalatin en Caracas, junto a su titular, María Russián. (Fuente: Fundalatin)

– ¿Las condiciones del convenio se mantienen?

El convenio ha continuado, pero ellos han cambiado ciertas políticas y puesto restricciones como que por ejemplo hay que autorizar cosas para poder avanzar en los tratamientos.

Lo último fue una llamada donde les comunicaron a las familias que en octubre supuestamente se paralizan los convenios y tendrían que regresar a Venezuela, porque la Fundación Simón Bolívar en Texas está aplicando una nueva política, una nueva visión, bajo la cual ellos trabajarían con otras fundaciones y otras ONG en Venezuela. Incluso, si usted se mete en la página de la Fundación Simón Bolívar, ya han donado una cantidad de dinero, la última que vi fue de 500 mil dólares, a fundaciones que supuestamente son de Venezuela, pero en realidad son fundaciones que están fuera de Venezuela.

– ¿Cuál ha sido la posición de las familias al respecto?

Hay disposición de regresar si se les garantiza la salud de los niños. Pero en este contexto surgen muchas preguntas: ¿quién garantiza el traslado seguro de los niños a Venezuela? ¿Quién garantiza la estadía en Venezuela para pasar este momento tan contundente como es la pandemia? ¿Quién garantiza los medicamentos? Porque sabiendo que existe un bloqueo, no están llegando medicamentos. El Estado venezolano quiere comprar, quiere adquirir medicamentos y por donde entra le bloquean, le sancionan, sancionan a las empresas y hay casos que requieren medicamentos de por vida. La respuesta de ellos fue que eso lo están canalizando en Venezuela con fundaciones y ONGs a las que ellos supuestamente van a inyectarles dinero.

-¿Cómo se materializa el subsidio con la Fundación Simón Bolívar, para que tengamos idea de cómo ha sido el apoyo del Estado venezolano a estos casos y qué implicaría la suspensión del Convenio?

El convenio establece que la familia tiene todo cubierto: manutención, vivienda, todo lo que es la parte hospitalaria de los pacientes y cualquier emergencia, además de un seguro médico aparte para el resto de la familia. Aquí el Estado venezolano garantiza todo. Incluso, en el convenio establece que los padres no pueden trabajar ni nada, porque deben estar dedicados al cuidado del paciente.

Familiares de las víctimas de las guarimbas (actos terroristas) y del bloqueo económico contra Venezuela exponen sus demandas a Michelle Bachelet (Fuente: Fundalatin)

La vida no tiene precio

En declaraciones recientes, Mariela Poleo,  quien usurpa funciones como Presidenta de la Fundación Simón Bolívar, expresó que se encuentran en un proceso de transición en el cual se plantean, por un lado, tercerizar la atención social a través de otras ONGs y, por el otro,  ampliar el espectro de atención que venía manejando la institución desde su creación en 2006, con una línea clara de atención de pacientes con enfermedades de alta complejidad, que de otra forma no podrían cubrir sus tratamientos.

En ese sentido, señaló que “los pacientes que la fundación ha tenido son pacientes que tienen enfermedades catastróficas que son sumamente costosas. Hay pacientes por los cuales se ha pagado hasta un millón de dólares en tratamientos, entonces, cuando vemos la situación del país y la crisis humanitaria que hay, con un millón de dólares podemos hacer muchas cosas. Y, si bien, una vida no tiene precio, queremos ayudar a un mayor número de personas”.

Luego, Poleo explicó que en la medida en que estos pacientes pueden volver a su vida normal, los van desincorporando del programa –como es lógico-, pero remata diciendo que “tenemos un grupo reducido de pacientes todavía que están bajo la Fundación”.

La pregunta que queda es: ¿Qué pasará con pacientes nuevos que requieran atención en casos tan complejos como estos? Pareciera que la pretendida ampliación del espectro de la Fundación, será a costa de resignar la atención de casos de salud complejos como los que se atienden hasta ahora.

Adhesiones

Mientras tanto, la Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social, Fundalatin, con el objeto de recaudar adhesiones, ha hecho circular una carta dirigida al presidente de la República Argentina, Dr. Alberto Fernández, para que interceda en estos casos y lograr que se les garanticen los derechos humanos fundamentales a estos cinco niños, niñas y adolescentes de entre dos y 13 años, con cuadros de artresia de vías biliares, mal rotación de intestino, síndrome de Alajille, transplantes hepáticos con complicaciones, entre otras patologías de alta complejidad que, de no ser atendidas oportunamente, quedan en riesgo de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre